BODRUM & HALICARNASO



Halicarnaso



Formas artísticas y conquistas urbanísticas exlusivamente helénicas se encuentran unidas, por primera vez concretamente, en el proyecto de construcción de la ciudad de Halicarnaso –hoy Bodrum (Turquía suroccidental)-, que dominaba las recortadas costas de la satrapía de Caria. El valor de esta fusíon fue de enorme importancia, ya que es en Halicarnaso donde hay que buscar uno de los ejemplos privilegiados para comprender plenamente todos los significados –políticos y religiosos a la vez- que asumieron las grandes capitales dinásticas del período helenístico, desde Alejandría a Antioquía Magna, hasta Ilegar a ámbitos geográficamente alejados, como por ejemplo la Roma de la época de Augusto.
En Halicarnaso nacieron, además de Heródoto, el poeta Heráclito, íntimo amigo de Calímaco, y el historiador y retórico Dionisio.

CariaAntigua región suroccidental de Asia Menor. Limitaba con Lidia, Frigia y Licia de N a SE y con el mar Egeo por la parte occidental. Es una región muy montañosa; destacan los montes Laturo y Fénix. Al N del territorio el río Meandro conforma un fértil valle que fue muy codiciado por los vecinos lidios, y por ello fuente constante de violentos enfrentamientos entre estos dos pueblos a lo largo de toda la antigüedad. Su pronunciada orografía condicionó a los habitantes a un régimen de economía pastoril, principalmente dedicado a la cría de ganado lanar. Sus primeros habitantes fueron empujados hacia el interior por los carios, quienes habían sido expulsados anteriormente por los griegos de sus islas originarias como Patmos, Leros, Kalimos, Cos o Rodas; todas junto a la costa caria. Descendían, según la mitología griega, de Car, hijo de Foroneo. Eran marinos dedicados principalmente a la piratería. Formaron parte en numerosas ocasiones de los ejércitos griegos, persas y egipcios como mercenarios y llegaron a dominar el mar Egeo.

También mantuvieron relaciones comerciales con los cretenses, egipcios y fenicios, una parte de su territorio llegó a llamarse Fenicia. Homero los describe como pérfidos aliados de los troyanos. Vivían organizados en ciudades y formaban una confederación, las principales ciudades fueron Milasa, Alabanda, Nisa, Cnido y Alicarnaso. Se reunían en Estratonicea para dirimir los asuntos de la confederación. En el siglo VI a. de J.C. formaron parte del Reino de Lidia. Más tarde fueron sometidos primero a los persas y, más adelante, a los griegos. En el siglo V a. de J.C. Caria se convirtió en uno de los cinco distritos en que Pericles dividió la Liga de Delos; junto con Jonia, Tracia, Las Islas y el Helesponto para una mayor comodidad contributiva. Con ocasión de la crisis provocada por la revuelta de la ciudad de Samos en el año 440 a. de J.C. el distrito de Caria desapareció de la nomenclatura de la Liga.
Los monarcas establecidos en Alicarnaso trataron de mantener su independencia durante los siglos siguientes, el más importante de ellos sería Mausolo; su sepulcro funerario, el famoso Mausoleo de Alicarnaso levantado por su esposa Artemisa II alrededor del año 353 a. de J.C., se convirtió en una de las siete maravillas del mundo. En 334 a. de J.C. Alejandro Magno obtuvo la fortaleza de Alicarnaso. Tras su muerte Caria pasaría a poder de los diferentes reinos seleúcidas de Egipto, Siria y Macedonia sucesivamente. Tras la derrota de Antíoco por los romanos Rodas y Pérgamo se repartieron el territorio. Pérgamo se convirtió en provincia romana. Roma arrebató la parte que correspondía a Rodas y concedió la libertad a sus ciudades. Más tarde formaría parte de la diócesis de Asia. En 1336 pasó a formar parte del Imperio Turco.

© DELiCiAS TRAVEL / NUR-I ZIYA SOKAK No16 GALATASARAY 34425 ISTANBUL TR / T. +90 212 444 30 22 / info@turquia.com